Los libros que los candidatos recomiendan

Comparte en redes sociales

Candidatos lectores o lectores candidatos, el orden es irrelevante. Pero como no todo es política “pura y dura”, hablamos con algunos aspirantes a diputados respecto a qué libros son sus favoritos, cuáles fueron los últimos que leyeron y cuál es la percepción que tienen respecto al fomento de la lectura en Chile. Esto fue lo que respondieron.

 

“Sapiens: De animales a dioses”, de Yuval Noah Harari

 

El libro favorito de Javier Macaya Danús (38), abogado, miembro del Comité Parlamentario de la Unión Demócrata Independiente (UDI), y actual candidato a diputado por el distrito 16, es nada más ni nada menos que uno de los bestsellers del año. En “Sapiens: De animales a dioses”, el autor muestra una breve historia de la humanidad, considerando los primeros hombres que caminaron sobre la Tierra hasta los avances de tres grandes revoluciones que nuestra especie ha protagonizado: la cognitiva, la agrícola y la científica.  Noah Harari explora cómo las grandes corrientes de la historia han modelado la sociedad, los animales y las plantas que nos rodean, además de nuestras personalidades.

 

 

El último libro que leyó: “Lo que que el dinero sí puede comprar”, de Carlos Peña.

Lo que hace falta para incentivar la lectura en Chile: “Menos impuestos libros (sic). Incentivar más las bibliotecas comunales”.

 

“Homenaje a Cataluña” de George Orwell


Camilo Riffo (31), candidato a Diputado del Frente Amplio por el Distrito 20, considera este libro como su favorito debido a que le “abrió caminos sobre la lucha, la cultura y la transformación”.

El libro narra la historia personal de George Orwell sobre su experiencia durante la Guerra Civil española, escrito en primera persona. El autor sirvió de soldado y de oficial en partes de Cataluña y Aragón desde diciembre de 1936 hasta junio de 1937, cuando tras los sucesos de mayo de 1937, el partido político en el que se encontraba (el POUM, un partido comunista antiestalinista dirigido por Andreu Nin) fue declarado organización ilegal, por lo que se vio forzado a huir o enfrentarse a la cárcel.

El último libro que leyó:  “La Producción del Espacio”, de Lefebvre.

Lo que hace falta para incentivar la lectura en Chile:  “Educación, políticas de lectura, además de considerar nuevas formas de comunicación”.

 


Comparte en redes sociales

También te puede interesar