José A. Kast, el rearme de la derecha más dura

Comparte en redes sociales

José Antonio Kast Rist (Santiago, 18 de enero de 1966). Fue el menor de los 9 hijos de un matrimonio de inmigrantes alemanes. Hermano de Miguel Kast -ministro del régimen militar-, estudió en el Colegio Alemán de Santiago, para luego estudiar Derecho en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Miembro del directorio de la Fundación Jaime Guzmán, militó entre 1996 y 2016 en la UDI.

Fue concejal por Buin y 3 veces diputado (2002-2014) por Buin, Calera de Tango, Paine y San Bernardo, y desde 2014 por La Reina y Peñalolén.

Kast aparece como el conservador que busca que su ideología se transforme en ley, que sus años de experiencia se reflejen y ahora no en el Parlamento, sino que en La Moneda. Que la religión cobre protagonismo y -por sobre todo- dejar a la izquierda fuera de una eventual segunda vuelta.

Corre de un lado a otro, siempre de camisa y con su discurso más que aprendido “creo en Dios, en la patria y en la familia”. Pero ¿quién está detrás de la figura de este hombre conservador?.

En la PUC inició su “participación en la política”, presentándose como candidato a la presidencia de la Federación de Estudiantes (FEUC), siendo consejero superior en dos oportunidades, formando parte activa del Movimiento Gremial, desde donde aportó en trabajos de invierno y verano y en el Centro de Alumnos de Derecho, como secretario.

En la universidad inició su adhesión al partido Unión Demócrata Independiente. En éste no sólo fue jefe de Bancada de diputados los años 2007, 2008 y 2011, sino que también ocupó parte de la directiva, como secretario general.

Su campaña

“No quiero un Estado más grande sino que un Estado más chico y más eficiente, sin pitutos, sin operados políticos ni familiares de diputados y senadores”, señala Kast, en uno de sus tantos spots electorales. Y es justamente así como se resume su programa  de gobierno, dentro del cual destacan medidas que reflejan su concepto de familia y religión, dos de los grandes tópicos que ha intentado recalcar y hacer de ellos su sello en estas semanas de campaña.

El Plan + Familia es uno de los ejemplos más claros. Busca promover este concepto “familia” que para él está cada vez más desgastado y con ello dar protección a la dignidad de las personas, independiente de cualquier factor, y de ahí que se desprende la temática del respeto a la vida desde la concepción y  el que se reconozca el deber y derecho de los padres de educar a sus hijos.

Otros de sus temas son educación y religión. Quiere derogar la Ley de Inclusión, eliminar la gratuidad y con ello volver a darle prioridad a los créditos universitarios. Además, espera desaparecer materiales educativos que hagan mención a la ideología de género, pues -dice- atenta contra el orden natural. También espera hacer de la religión, católica o cristiana, una asignatura más presente en la educación pública.

Es tanta su cercanía con el mundo cristiano que utilizó en su franja al pastor evangélico David Hormachea, quien recalcando los valores y principios de Kast, realizó un potente llamado al mundo evangélico a apoyar al diputado.

Reivindicando a la dictadura militar, asegura que de estar vivo, Augusto Pinochet votaría por él. Asimismo, enarbola las banderas de la “familia militar”, aglutinando a sectores de la derecha que consideran a Sebastián Piñera como un mal representante de sus valores políticos.

Kast.cl: Sitio oficial del candidato

@joseantoniokast: cuenta personal en Twitter


Comparte en redes sociales

También te puede interesar